La furgoneta

Mientras miraba todas las fotos en la galería de fotos y trataba de aprender más sobre Star of Hope, me detuve en esta foto porque realmente me gustó su apariencia. Representa lo que imagino que fue el comienzo de esta gran organización con la que tengo el honor de trabajar.

La furgoneta principal 1977 en Chaco, Argentina

La furgoneta de Kenth y Alba

Para saber más me puse en contacto con la persona a cargo de nuestro proyecto en Argentina, de donde viene esta imagen y de repente la historia se vuelve mucho más grande. Aquí hay una versión corta;

David, que está a cargo de Star of Hope en Argentina, me dijo que su padre y su madre, Kenth y Alba se mudaron desde Buenos Aires hasta el norte de Argentina, provincia del Chaco en 1977, donde nació Alba. Su misión era ayudar a los aborígenes Tobas que viven justo fuera de Saenz Peña. El objetivo era ayudarlos a mejorar su situación y ayudarlos con alimentos, suministros médicos y más, y usaron esta camioneta para hacer eso. David menciona que recibieron desde Suecia ropa, mantas, bicicletas y mucho más y que llegaron a ayudar a más de 16.000 personas. También ayudaron con inundaciones y otras emergencias. En Chaco, Sáenz Peña crearon la base de su ministerio y fundación.

Kenth y Alba en Chaco, Argentina 1977

Kenth y Alba en Chaco, Argentina

Star of Hope les envió un auto nuevo después de un tiempo (un Volvo 4×4 Valp) que era mucho mejor para llegar a las áreas más remotas donde las carreteras eran bastante malas. David y sus hermanos eran bastante jóvenes en este momento, pero toda la familia, aparte de Alba, quien lamentablemente falleció en 2016, están involucrados para ayudar a los Tobas hasta el día de hoy y el plan de David es continuar ayudando y mejorando la situación tanto como sea posible.

Kenth y David Johansson, Argentina

Kenth y David, Star of Hope, Argentina

Encuentro que la participación, la pasión y la fe que tienen es asombrosa. Especialmente ahora durante la pandemia donde Argentina ha tenido una cuarentena larga donde la gente tenía que tener un permiso para salir de su casa, David y su familia todavía han logrado llegar a los niños y familias necesitadas con comida y mucho más. Su compromiso y ayuda son tan necesarios ya que la pobreza en Argentina debido a la pandemia ahora supera el 50% y la situación con los tobas es aún peor, ya que la pobreza supera el 80%.

También quiero decir que toda esta ayuda no sería posible si no fuera por todos los donantes mensuales que dan amor y esperanza a los niños y familias en nuestros proyectos. ¡Gracias por darnos los medios! Realmente significa mucho para ellos y realmente les dará la oportunidad de mejorar su situación en la vida.

¿Le gustaría ser un donante mensual y enviar esperanza a los Tobas o cualquiera de nuestros otros proyectos con los que trabajamos? No dude en ponerse en contacto con nosotros o siga este enlace para averiguar cómo hacerlo.


Isabella Zelaya

Comparte este articulo con tus amigos:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp