En países como Ghana y Haití, a menudo es tarea de los niños proporcionar agua a sus familias, y si no hay un pozo o depósito de agua cerca de sus hogares, esto significa que tienen que caminar largas distancias y llevar cargas pesadas diariamente. También significa que su escolarización sufre, ya que la búsqueda de agua para cocinar, lavar los platos, lavar y saciar la sed siempre es lo primero.

 

Además, el agua que acumulan en arroyos y abrevaderos puede estar muy sucia, lo que provoca repetidamente casos de vómitos y diarreas. Para los niños más pequeños, esto puede poner en peligro la vida. Por lo tanto, Star of Hope ha trabajado durante mucho tiempo para proporcionar agua limpia a más y más escuelas y aldeas.

Comparte esta pagina con tus amigos:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp