Haití, junio 2021

de Isabella Zelaya

Haití, un país marcado por la pobreza, problemas económicos y políticos mucho antes de que comenzara la pandemia, ahora enfrenta un aumento en los casos de covid-19. El país aún no ha comenzado a vacunar ya que el gobierno acaba de hacer un pedido de vacunas, y esto solo cubre una cantidad extremadamente pequeña de habitantes. El gobierno ha declarado recientemente un estado de emergencia y un toque de queda en la isla de 6 p.m. a 6 a.m. para tratar de controlar el brote.

 

El director de UNICEF para América Latina y el Caribe acaba de publicar un informe que muestra que los niños desnutridos menores de 5 años se han duplicado este año en Haití y que 86.000 niños enfrentan desnutrición aguda.

 

La falta de alimentos nutritivos, agua potable y atención médica, junto con un gran aumento de la violencia, está haciendo que la situación sea extremadamente inestable para los niños. Ahora, el país está entrando en la temporada de huracanes, dejando a los niños y sus familias totalmente expuestos a una situación que amenaza la vida.

 

Nuestro director de proyecto en Haití Tony Boursiquot, junto con Myrtha Dor y su equipo, están ahora trabajando duro para reforzar todas las medidas de higiene contra el virus en nuestras escuelas. Están trabajando en estrecha colaboración con todos los maestros, directores, pastores y personal de la escuela para hacer todo lo posible para proteger a los niños de la propagación del virus.

El año escolar termina en junio y después de eso, trabajarán duro para tratar de llegar a los niños y sus familias con apoyo alimentario estos próximos meses de incertidumbre.

Les pido a todos que oren por los niños de Haití y que brinden un poco de apoyo adicional si pueden para que puedan pasar los meses venideros. ¡Su situación es extremadamente incierta y necesitan nuestra ayuda!

Lea más sobre nuestro trabajo en Haití aquí.

Comparte este articulo con tus amigos:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp